fachadas de madera

Fachadas de madera; aislamiento, durabilidad y belleza.

Cada vez, son más las personas que apuestan por las fachadas de madera en sus casas, y no nos extraña. La madera es un material natural muy versátil, con excelentes cualidades técnicas y que aporta elegancia al entorno. Hoy vemos cómo las fachadas de madera aportan aislamiento, durabilidad y belleza.

La madera es un material 100% reciclable y ecológico. La creciente preocupación por el medio ambiente y la búsqueda de materiales sostenibles ha hecho que la madera vuelva a ser un material muy usado en la construcción y demandado por prescriptores y clientes.

Debemos de tener en cuenta, que las fachadas de madera están expuestas a los diferentes cambios meteorológicos. Es imprescindible que se usen maderas resistentes y durables, sobre todo por el impacto del sol, agua y posibles hongos e insectos. También otra alternativa son maderas con tratamientos específicos que mejoran su durabilidad.

También es importante tomar en consideración la colocación de las piezas de madera, que deben de estar colocadas de tal forma que se aireen, de forma que el agua no se estanque en la madera y siempre respetando los movimientos naturales de la madera para así evitar roturas o fisuras. Y por supuesto, no nos podemos olvidar de que, como ocurre con cualquier fachada, las fachadas de madera necesitan un tratamiento adecuado y un buen cuidado.

Las fachadas de madera ofrecen gran versatilidad ya que se puede realizar casi cualquier forma y acabado por un coste menor que si se fabricasen con cualquier otro material. Sin olvidar que existen muchas técnicas de instalación en las fachadas de madera, lo que nos permite obtener infinidad de opciones si existiera algún impedimento en la obra.

Una de las ventajas de las fachadas de madera es que la madera es por sí mismo un material que ofrecen gran aislamiento térmico y acústico natural, ofreciendo confort y ahorro energético.

Las especies de madera que más acostumbrados estamos a ver son algunas nacionales como el pino o el alerce y otras tropicales como el iroko, ipé, cedro y teca. Pero no podemos olvidar que existen multitud de tratamientos que mejoran las características de la madera (madera termotratada, madera tratada en autoclave, madera acetilada, madera carbonizada… etc.) por si barajamos la posibilidad de otras especies.

Si buscas más información sobre las fachadas de madera o sobre algún producto de nuestro catálogo, no lo dudes, consulta con nosotros para resolver tus dudas, pinchando aquí.