fachadas de madera

Características de la madera: Durabilidad natural e impregnabilidad

La impregnabilidad es la capacidad de las distintas especies de madera en permitir la entrada en su interior de sustancias. Esta característica está muy ligada a la durabilidad natural, que asegura la permanencia de la madera en buen estado de servicio.

Hasta hace no mucho en carpintería se utilizaban piezas de madera de duramen debido a su resistencia a los agentes que la degradan. También se utilizaba el secado durante uno o dos años en lugares secos, protegidos y ventilados antes de mecanizarlas. Esto permitió a los carpinteros, con una adecuada puesta en obra, crear obras que han resistido de manera efectiva el paso de los siglos. Obras realizadas por todo el mundo, en muy diferentes condiciones climáticas.

La investigación y aplicación de métodos novedosos para la protección de la madera, la durabilidad ha pasado a no ser un factor tan importante. Con tecnología, ese proceso de curado se realiza hoy en día en cámaras que permiten utilizar la madera de albura sin problemas con la adecuada protección.

DURABILIDAD NATURAL DE LA MADERA

La resistencia intrínseca de la madera, o la de una determinada especie, a los agentes degradadores (hongos, insectos, xilófagos) es lo que se conoce como durabilidad natural.

La UNE-EN 350 es la norma referente que define los ensayos que se deben realizar y las clasificaciones de la madera de acuerdo a su durabilidad e impregnabilidad: “Durabilidad de la madera y de los productos derivados de la madera. Ensayos y clasificación de la resistencia a los agentes biológicos de la madera y de los productos derivados de la madera”.

IMPREGNABILIDAD DE LA MADERA

La capacidad que ofrece una especie de madera para que una sustancia (hablamos de sustancia protectora) entre en su interior es lo que se conoce como impregnabilidad.

El vehículo normalmente utilizado para la difusión del líquido o sustancia protector por el interior de la madera es el agua que contiene ésta. La cantidad de esta sustancia que entra en la madera está relacionada con su estructura anatómica, el número de células que contiene por unidad de volumen. La madera de albura impregna mejor que la madera de duramen. Sin embargo hay especies en las que impregnar la madera de albura es muy difícil. Por regla general, las especies con menor durabilidad natural presentan mayor impregnación.

En la práctica, las clasificaciones de durabilidad natural y la impregnabilidad tienen en cuenta si es madera de albura o duramen. Aunque es necesario destacar que algunas especies no permiten distinguir fácilmente la albura del duramen.

Por todo ello es básico conocer la durabilidad natural de la madera de albura y la impregnabilidad de la de duramen. También es necesario conocer el destino de la madera y el nivel de exposición que va a tener, y a continuación consultar las tablas de durabilidad natural e impregnabilidad.

Fuente: Maderea