Roble blanco europeo 27 para fabricación de suelos macizos

Madera estructural aserrada. Dimensiones

La posibilidad de construir rápido es una de las principales características del trabajo con madera, además de ser un material sostenible y reciclable, y una interesante relación de resistencia/peso; lo que permite unos plazos de entrega menores frente a otros materiales de construcción. Todo esto es debido a que como material, la madera es apropiada para industrializar los procesos de fabricación de componentes. Y como toda industrialización, es necesario el establecimiento de una normalización en las dimensiones de los productos de madera. Y para la madera aserrada estructural están las dimensiones nominales y las comerciales.

Tanto la procedencia como la especie de la que proviene esta madera aserrada derivan en qu ten España disponemos de varias series dimensionales. Aunque en la práctica, lo recomendable es que cuando se va a comprar madera aserrada estructural, se haga dentro de las dimensiones comerciales existentes. Esto permite moverse en un rango de precios y medidas conocidas, algo que permite que exista mayor probabilidad de encontrar piezas de las dimensiones buscadas, frente a buscar piezas fabricadas con dimensiones exclusivas.

Son los países nórdicos, como Suecia y Noruega, los que han impuesto las medidas debido a su influencia en el mercado europeo de la madera. Se trabaja con una gama de dimensiones en la madera aserrada estructural amplia, y puede alcanzar los 15×30 cm. de sección máxima. Pero si estás dispuesto a gastar y buscar más, puedes encontrar mayores secciones en el mercado.

Existen dos Normas que definen tanto las dimensiones como los métodos de medida de la madera aserrada estructural: la UNE EN-844-6 para las dimensiones y la UNE EN 1309-1 para los métodos de medida. Además, cada país define las dimensiones, que van asociadas a unas clases resistentes determinadas. Por lo tanto se puede conocer la clase resistente de la madera empleada (si no se disminuye la sección con el trabajo).

Hasta ahora hemos hablado de dimensiones comerciales, dimensiones con las que trabaja el mercado. Y por otro lado están las dimensiones nominales que son indicadas por el aserradero, o las que se especifican en el proyecto de la estructura. La Norma UNE EN 336 recoge los rangos de tolerancia entre las dimensiones finales y las nominales. Tolerancias aplicadas en piezas de madera con secciones comprendidas entre los 22 y los 300 mm. con la misma humedad al tomar las dimensiones. Las clases de tolerancia son dos:

La clase 1 para gruesos y anchos menores o iguales de 100 mm.: 99-103 mm.; gruesos y anchos mayores de 100 mm.: 98-104 mm.
La clase 2 para gruesos y anchos menores o iguales de 100 mm.: 99-101 mm.; gruesos y anchos mayores de 100 mm: 98.5-101.5 mm.

Al realizar el proyecto estructural, las tolerancias de la Clase 1 se deben cumplir al ser la menos exigente. Asimismo hay que indicar el contenido aproximado de humedad de equilibrio.

Fuente: Maderea