La gestion maderera, factor clave en la lucha contra los incendios forestales

Tanto el abandono como la falta de planificación en la conservación y el mantenimiento de las masas forestales y los bosques son factores decisivos en la frecuencia y virulencia de los incendios forestales, así como el que éstos se conviertan en incontrolables. Una correcta gestión de la madera es por lo tanto un factor clave para lograr el objetivo de una disminución de los incendios forestales.

Para entender la situación actual, hay que tener en cuenta que en España la madera es un recurso poco explotado, aun siendo el segundo país con mayor superficie forestal en la Unión Europea, y esto redunda en un mayor abandono de los montes y los bosques. Este abandono hace prácticamente inviable una conservación sostenible de los mismos, ni la aplicación de planes de gestión a largo plazo. A todo esto hay que sumar la pérdida de los montes como fuente de recursos básica en la vida diaria de los pueblos.

Últimamente hemos asistido al protagonismo de la España vaciada en el discurso político, y es precisamente este factor, la despoblación del medio rural, el que impide que haya personas que puedan ocuparse de la gestión de los montes y por lo tanto no queden abandonados a su suerte. Esto ha conllevado un aumento en el riesgo de sufrir incendios, y de que éstos sean más peligrosos cada vez. Y además este 2019 nos situamos en uno de los veranos con mayor peligrosidad debido a la alta probabilidad de incendios, no en vano en este año en España llevamos registrados un 16% más de incendios con una superficie quemada un 32% mayor.

A todo esto hay que sumar el que muchas de las provincias españolas, con un gran volumen de masa forestal, se ven incapacitadas de realizar un plan de gestión de aprovechamiento de los recursos al carecer de medios. Esta situación se podría cambiar con las subastas de madera. Este aprovechamiento permite el cumplimiento de los planes de gestión y sostenibilidad. Factores todos ellos que repercuten muy positivamente en todos los niveles, ambiental, social y económico de las comunidades.

Prevenir y conseguir la sostenibilidad con las cortas de madera

Las cortas de madera son un factor fundamental en la gestión forestal y en el cuidado de los montes. Y estas son tareas que deben ser continuas para garantizar la sostenibilidad. Además de hacer que la situación de los montes sea mejor, las cortas vienen prescritas por profesionales del sector, algo que garantiza la búsqueda de una vida mejor ambiental, social y económicamente para los pueblos. Actualmente la Ley de Montes permite a las empresas madereras optar al aprovechamiento forestal, tanto si los montes son de titularidad pública como privada. Y ya hemos comentado que al ser el segundo país en superficie forestal de la Unión Europea, tanto la industria como el sector forestal tienen una gran importancia. Los montes aportan muchos beneficios, por ejemplo en la calidad del aire y del agua, y también en el aporte de productos básicos: frutos, setas, madera, leña, corcho, resina… La paradoja es que luego el empleo de los mismos no es directamente proporcional.

Por último, el último factor que no favorece la correcta gestión de las masas forestales y por lo tanto no ayuda en la prevención de los incendios, es que el 70% de la titularidad forestal de España es privada, y además en la zona norte gran parte es minifundio, lo que quiere decir que superficies pequeñas son de propiedad privada, y son éstos propietarios los que no encuentran un retorno económico claro al conllevar un gasto elevado la correcta gestión de los montes.

Fuente: Maderea