Características de la tarima de madera de roble europeo

El roble europeo es una especie de árbol que crece en climas atlánticos, donde impera la humedad y no existe la sequía estival. Su crecimiento es lento y puede vivir hasta los 900 años, aunque frene su crecimiento a los 200. De altura aproximada de 40 m., en  España se localiza principalmente en la Cornisa Cantábrica, Navarra y en las sierras del centro de la península.

A continuación vamos a ver sus principales características que explican el por qué de su idoneidad para los suelos de las viviendas.

  • Una de las principales es su dureza. Esta propiedad la convierte en una madera muy resistente y le aporta durabilidad a los suelos realizados con esta madera. Por lo tanto permite que no necesite reparaciones durante mucho tiempo.
  • En caso de necesidad, su reparación es sencilla. Tanto repararla como cambiarla es un proceso que no presenta complejidad.
  • Al tener un grado de humedad en torno al 12% y un coeficiente de contracción sobre el 0,43%, se puede decir que la madera de roble europeo es muy estable. Esto hace que no tenga apenas contracción y que, una vez fijada al suelo, no tienda a crujir, deformarse o moverse. Si en la instalación dejamos unas pequeñas ranuras que permitan esa mínima contracción o expansión, tenemos suelo de madera para tiempo.
  • Sobre la humedad, la tarima de madera de roble absorbe o expulsa la humedad ambiental y se convierte en un higrómetro natural efectivo.
  • Por todo lo comentado anteriormente, el mantenimiento de un suelo de madera de roble europeo es casi nulo.
  • Otra característica de las tarimas de roble europeo es que se convierten en un aislante acústico que protege a los habitantes de la vivienda de los ruidos exteriores.
  • Y siguiendo con el efecto aislante, la eficacia como aislante térmico no es desdeñable, y el ahorro en la factura de la calefacción se reduce al utilizar este tipo de madera para los suelos. Y ya que estamos en tiempos en que las medidas para la lucha contra el cambio climático están a la orden del día, con el ahorro energético en calefacción contribuiremos a la menor emisión de gases contaminantes.
  • Por último, y no por ello menos importante, está la resistencia de la tarima de roble europeo frente a hongos y termitas. Y un reflejo de esta resistencia está en el uso que se ha hecho históricamente de esta madera en la construcción de barcos.

En Maderas Ansorena somos especialistas en Tarima de Roble, tanto blanco, rojo como antiguo. Pulsa sobre las siguientes imágenes para acceder a la ficha de producto de nuestras tarimas.